2022, borrón y cuenta nueva para Paula Badosa y Garbiñe Muguruza


 La temporada de tenis de 2022 está llegando a su recta final, un momento en el que las jugadoras del ranking femenino hacen balance final antes de comenzar a preparar el siguiente curso. De nuevo, y salvando la excepción de Iga Świątek, el mayor reto que ha planteado el circuito femenino ha sido la búsqueda de la regularidad, algo que no han terminado de encontrar Paula Badosa y Garbiñe Muguruza después de que ambas firmaran un 2021 para la historia.

Comprender la competencia existente en el tenis femenino tan solo requiere un suave ejercicio de memoria, el de retroceder apenas once meses. En aquel entonces, Paula Badosa volaba en la pista y se hacía con el prestigioso Indian Wells, y Muguruza mantenía la solidez que se hizo triunfar en Dubai y en Chicago. Ambas, hace tan solo once meses, llegaban a la recta final del año con 2 títulos cada una y el billete prácticamente asegurado para las WTA Finals de Guadalajara.


Hoy, once meses después, el análisis es completamente distinto. La catalana ha sumado un solo título, el de Sídney a principios de año, y la española nacida en Caracas no ha añadido ningún trofeo a sus vitrinas. Las dos raquetas españolas más poderosas del circuito no han tenido ni mucho menos una buena temporada, y ambas han hecho el mismo análisis tras su paso por el torneo de Tokio.

“No gano ni al parchís”, compartía irónica en sus redes Paula Badosa tras caer en octavos de final del torneo nipón ante Qinwen Zheng. Y es que la tenista catalana no ha encadenado más de dos victorias seguidas desde principios de julio, cuando ganó tres antes de caer en la cuarta ronda de Wimbledon.

Badosa no atraviesa un buen momento, de hecho ella misma ha comentado en determinados momentos de esta temporada que ha vuelto a acusar el agotamiento mental que ya amordazó su tenis en el pasado. Pese a todo, la tenista de 24 años alcanzó el tercer puesto de la clasificación mundial tras el torneo de Tokio, y tan solo ha bajado su porcentaje de victorias un 11% esta temporada respecto a la anterior (30 victorias en 48 partidos, frente a las 43 victorias en 60 partidos de la anterior).

Ahora, la que fuera campeona del Indian Wells en 2021 pide a sus seguidores que hagan ese suave ejercicio de memoria, como hizo este lunes compartiendo en sus redes los mensajes de un ‘fan’ que en estos meses ha pasado de celebrar sus triunfos a pedirle la retirada.


Badosa se lamenta tras la derrota

Por otro lado está el caso de Muguruza, quien también ironizó respecto a su desempeño este curso en un vídeo publicado en sus redes al calificar, entre risas, esta temporada como “maravillosa”. Y es que en el caso de la hispanovenezolana los datos son mucho peores que los de Badosa.

12 derrotas en 28 partidos disputados este año (43% de victorias) y ningún título cosechado desde el inicio del año, una marca muy baja en comparación con los registros de un 2021 en el que fue una apisonadora, creciendo de menos a más hasta alcanzar su mejor nivel en noviembre. Sus notas a fin de curso fueron 41 victorias en 59 partidos (un 71% de victorias) y tres títulos.

Más allá de las cifras y los títulos, el punto fuerte del análisis de Muguruza fue el de las buenas sensaciones que mostró en la pista. De hecho, clasificó antes que Badosa en las WTA Finals, torneo que ni pisó en las cuatro ediciones anteriores, y que finalmente se acabó metiendo en el bolsillo.


Paula Badosa.

El buen hacer de ambas tenistas se vio materializado precisamente en ese torneo (WTA Finals) que reúne a las ocho mejores jugadoras del año, y en el que rompieron dos barreras: la doble clasificación española, que no se conseguía desde que lo hicieran en el año 2000 Conchita Martínez y Arantxa Sánchez Vicario, y la victoria de una española, una marca inédita.

Apenas once meses después ninguna de las dos parece en condiciones de lograr el pase para ese campeonato, pues Badosa ocupa la posición número once de la ‘Race’ (la clasificación según los puntos obtenidos en el año 2022) mientras que Muguruza está ubicada en la 47. Las dos mejores tenistas españolas cerrarán un 2022 para olvidar, enfocándose ya en hacer ‘borrón y cuenta nueva’ para 2023.



MÁS INFORMACIÓN